Herramientas personales

Santuario de la Virgen de Pelarda

De Xilocapedia

Vista general
Vista general
Plano de la ermita
Plano de la ermita

El Santuario de Pelarda está situado en el término municipal de Olalla, sobre una pequeña colina al pie de la Sierra de Fonfría, y está dedicado a la Virgen de Pelarda, tomando el nombre del lugar donde fue encontrada. Según cuenta el P. Faci, en la pérdida de España por la inundación de los bárbaros árabes… los de aquel pueblo, deseando librar de su furor la Sagrada Pila Bautismal y una S. Imagen de N. Sa. escondieron ambas debajo de la tierra, envolviendo la S. Imagen en un pedazo de tela de seda (que hoy conserva) y una sábana: así oculta estuvo más de cuatrocientos años enterrada la S. Imagen en la pila bautismal. Fue localizada por un labrador que trabajaba estas tierras, cuando su arado tropezó con una losa. Corría el año 1220 . En el santuario también se venera otra imagen conocida como la Virgen del Mar. Fue entregada a la iglesia parroquial de Olalla por Jerónimo de Lasa, fraile de la orden de los jerónimos. La adquirió en el barco que le traía de vuelta a España, de aquí el nombre de la Virgen. En mayo de 1724 fue trasladada de la iglesia de Olalla al santuario de Pelarda, en donde permanece desde entonces.

Nada nos obliga a otorgar valor a estas leyenda, repetida la primera en otros muchos lugares de España con la intención de buscar unas raíces visigóticas que justificasen en cierto modo la reconquista cristiana. Más bien parece que la ermita de Pelarda sería el templo de un antiguo despoblado medieval que desapareció al poco tiempo de la Reconquista.

En el año 1398 existía una cofradía religiosa integrada por numerosos pueblos de la contornada: Cutanda, Olalla, Nueros, Valverde, Collados y otros, que se encargaba de planificar la romería al santuario, organizar una comida popular y mantener en perfecto estado el santuario.

La ermita es una construcción en mampostería de una sola nave cubierta con bóveda de medio cañón con lunetos. A cada lado hay dos capillas que se cubren: dos mediante cúpulas, una con bóveda de arista y la última con medio cañón con lunetos. En el presbiterio hay una gran cúpula vaída. La entrada está situada en el lado de la Epístola, bajo un arco cobijo, quedando el coro a los pies del templo. Sabemos que fue ampliada a partir de 1604. Una capilla fue añadida en 1672. Fue reconstruida en 1967, tras el hundimiento del anterior templo.

Además del santuario y junto a éste, se localizaba la antigua casa del ermitaño. Una construcción de dos plantas que, en estado de ruina parcial, fue demolida y desapareció a principios del siglo XXI. Actualmente pueden contemplarse restos de las ruinas entre los que destaca la curiosa estructura de una de las chimeneas de la construcción.

Esta casa, junto con las fincas de cultivo de alrededor (unas 15 hectáreas), han sido desde siempre propiedad de la Cofradía de la Virgen de Pelarda.


Elementos destacables

Preside el presbiterio una imagen de la Virgen de la Pelarda, pintada según el gusto rafaelesco introducido en el siglo XVI, si bien el retablo en que aparece es ya del XVII. A un lado la flanquean un retablo del XVII, con imagen de la Virgen del Mar, un Cristo, dos lienzos del XVIII, representado los Estigmas de San Francisco, y un tardío retablo barroco del XIX. El lado de la epístola lo ocupan un interesante retablo del XVI, con tablas sobre la Anunciación y el Nacimiento, y otro barroco del XVII, con lienzos de la Virgen del Carmen y de las Almas. Cabe destacar otras dos piezas, una lauda sepulcral fechada en 1565 situada en el presbiterio y la preciosa pila bautismal de pie salomónico sobre angelotes, fechable en el XVII.

Páginas relacionadas

Bibliografía

  • Carreras Asensio, José María (2003): Noticias sobre la construcción de iglesias en el noroeste de la provincia de Teruel. Siglos XVII-XVIII. Calamocha, Centro de Estudios del Jiloca.